¡Qué cosas! Hace casi treinta años que los desarrolladores de Wine trabajan para poder ejecutar aplicaciones de Windows en Linux, y en unos cinco años que lleva Windows Subsystem for Linux (WSL) en marcha, ya es posible hacerlo a la contra, es decir, ejecutar aplicaciones de Linux en Windows, según se acaba de publicar.

Por supuesto, la situación no es comparable y mientras que los desarrolladores de Wine tienen que lidiar con ingeniería inversa dado que Windows es software cien por cien privativo, los desarrolladores de Microsoft lo tienen mucho más fácil también por lo contrario: porque Linux es software libre. Sea como fuere, hablamos de una característica que se acaba de presentar a modo de previsualización inicial, pero que ya se puede probar.

Como sabrá todo el mundo, WSL es una capa de compatibilidad integrada en Windows 10 con la que es posible ejecutar aplicaciones de Linux en Windows, aunque hasta ahora no llegaba a tanto: se comenzó humildemente, facilitando la emulación de utilidades de terminal básicas de Linux; pero desde su segunda versión todo se ha acelerado y WSL ya permite ejecutar tanto un kernel completo, como las principales distribuciones Linux… incluyendo herramientas gráficas, sí.

Sin embargo, la ejecución de entornos y aplicaciones gráficas de Linux en Windows ha sido por lo general bastante rudimentaria… hasta ahora, cabe repetir. Y es que a WSL se la salido un compañero de viaje llamado WSLg, que viene a significar Windows Subsystem for Linux GUI. El nombre lo dice todo. Pero lo más importante son las capacidades que este ‘complemento’ ofrecerá a quienes estén interesados en ejecutar aplicaciones de Linux en Windows. Una imagen vale más que mil palabras.

Como se puede ver, si no intuir, WSLg va un paso más allá de los visto hasta el momento y permite ejecutar aplicaciones de Linux en Windows de manera independiente, esto es, independientes unas de otras e independientes de la distribución en la que se instalaron (la distribución va por debajo, pero ni se percibe) y que a su vez esté instalada a través de WSL. ¿Con qué propósito? Principalmente, con el de facilitar la vida a los desarrolladores.

Lo más interesante, sin embargo, son las mencionadas capacidades que WLSg pone a disposición del usuario: acceso pleno al sistema de archivos de Linux, soporte de X11 y Wayland, PulseAudio soporte de aceleración 3D por hardware, integración con el menú de aplicaciones de Windows… y hasta se ven bien, con los temas predeterminados del entorno de elección. No cabe duda de que Microsoft se está tomando muy en serio lo de llevarse Linux a Windows, y esto es solo una versión preliminar.

Pero, ¿qué valor tiene poder ejecutar aplicaciones de Linux en Windows, cuando la grandísima mayoría ofrecen versiones nativas para ambos sistemas? Lo dicho: facilitarle la vida al desarrollador, que sin salir de Windows tendrá todas las herramientas que necesite a su alcance y con compatibilidad absoluta con la instalación de Linux, pues ahí es donde están instaladas esas aplicaciones. El cliente siempre tiene la razón, ¿no?

A quien interese conocer todos los detalles acerca de WSLg, el desarrollador de Microsoft Craig Loewen lo explica todo en el anuncio de presentación, incluyendo el método de instalación y actualización, así como los contenidos de WSL BUILD 2020, cuyo lanzamiento estará listo para acompañar a Windows 10 May 2020 Update. Por supuesto, hay muchas más novedades al respecto. Aquí el repositorio de WSLg en GitHub. Cerramos con un vídeo de demostración publicado por el mismo Loewen.

Tomado de: MuyLinux

Califique nuestro contenido
[Total: 0 Promedio: 0]
Compartir en:
Ing. Evelio Carmenate Cisneros

Por Ing. Evelio Carmenate Cisneros

Especialista Superior de Salud en la Dirección de Informática y Comunicaciones del Ministerio de Salud Pública de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *