Investigadores de Georgia Tech y la Universidad de Corea creen que han encontrado una manera de energizar dispositivos médicos implantables, como marcapasos, con una nueva celda de combustible hecha de fibra de algodón.

La celda de biocombustible alimentada con glucosa podría proporcionar el doble de energía que las opciones convencionales.

En un documento que destaca el descubrimiento, los investigadores explicaron que fueron capaces de ensamblar nanopartículas de oro en fibra de algodón.

El proceso crea electrodos de alta conductividad que ayudan a mejorar la eficiencia de la celda de combustible.

También hizo posible conectar la enzima utilizada para oxidar o combinar químicamente la glucosa con un electrodo.

Al hacer eso, la celda de combustible puede generar una fuente de energía continua al convertir la energía química de la glucosa que se encuentra en el cuerpo en energía eléctrica necesaria para alimentar un dispositivo médico.

La célula de biocombustible no es la primera en alimentarse de glucosa.

La verdadera novedad del descubrimiento es que todo el proceso usa algodón.

Es más poroso que la fibra de nylon que se usaría normalmente, y esos poros ayudan a mejorar la conductividad de los electrodos y apoyan la actividad que se produce en los dispositivos electroquímicos.

Los investigadores creen que la fibra de algodón también puede mejorar la biocompatibilidad de los dispositivos que operan dentro del cuerpo.

Si los investigadores pueden poner en práctica sus hallazgos, podrían extender considerablemente la vida útil de los dispositivos médicos implantables.

Eso podría evitar que las personas que usan dispositivos como marcapasos o sensores tengan que someterse a una cirugía para reemplazar una batería que está muriendo.

También abre nuevas posibilidades para dispositivos implantables temporales.

La celda de biocombustible podría tomar el lugar de una batería y alimentar un dispositivo implantado diseñado para biodegradarse con el tiempo sin requerir cirugía para retirarlo.

Fuente: Engadget

Tomado de: PDM

Califique nuestro contenido
[Total: 0 Promedio: 0]
Compartir en:

Por Ing. Evelio Carmenate Cisneros

Especialista Superior de Salud en la Dirección de Informática y Comunicaciones del Ministerio de Salud Pública de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido