A la hora de navegar por Internet podemos sufrir ataques informáticos muy variados. Podemos tener problemas que afecten a las contraseñas, datos personales, al buen funcionamiento general del sistema… Sin embargo hay un tipo de malware que es realmente peligroso y que lo podemos calificar como el peor que puede sufrir un usuario doméstico: el ransomware. Vamos a explicar por qué es tan peligroso, de qué manera te afecta y, por supuesto, qué hacer para estar protegido.

El ransomware, la peor amenaza

¿Qué hace el ransomware? Se trata de un software malicioso que tiene como objetivo cifrar los archivos que haya en el ordenador. Básicamente hace que sea imposible abrir un documento Word, imágenes, archivos PDF, vídeos… Incluso puede cifrar todo el sistema y que no puedas entrar en el PC.

Si lo comparamos con otras amenazas de seguridad, sin duda la podemos calificar como una de las peores. Estamos hablando de que un pirata informático podría hacer que no podamos entrar en el sistema con normalidad y perder todo lo que hay almacenado en el disco duro. Esto incluye cualquier documento importante, fotografías, vídeos…

Además, cuando somos víctimas del ransomware lo normal es que no haya manera de solucionarlo. Al menos no rápidamente. No es cuestión de pasar un antivirus y eliminar el malware, como ocurre con otras amenazas que pueden provocar fallos en el navegador, ralentizar el sistema, etc. En este caso los atacantes van a pedir un rescate a cambio. Van a solicitar que paguemos para recuperar el control sobre el sistema.

Esto afecta a usuarios domésticos, pero también a empresas y organizaciones. Puede dejar sin servicio a muchos clientes. Piensa, por ejemplo, en una tienda que necesita el ordenador para poder gestionar pedidos. Si sufre un ataque ransomware, puede que se tire un buen tiempo sin poder recuperar el control y eso supondrá pérdidas económicas.

Qué hacer para evitar ataques

Entonces, ¿de qué manera podemos estar preparados frente al ransomware? Es muy importante tener en cuenta ciertos consejos que vamos a dar. De esta forma podrás protegerte y evitar ataques que afecten al funcionamiento de tus sistemas. Vas a poder evitar que tus archivos se vean cifrados y tener que pagar por recuperarlos.

Algo fundamental es tener siempre todo actualizado. Muchos ataques informáticos, como es el caso del ransomware, van a aprovecharse de alguna vulnerabilidad. Ese fallo de seguridad sin corregir es lo que va a permitir que un ciberdelincuente entre en tu equipo o cuele alguna amenaza de seguridad de este tipo. Por tanto, debes actualizar el sistema operativo y también cualquier programa que utilices.

También es importante que cuentes con un buen antivirus para proteger la seguridad. Por ejemplo Microsoft Defender, el que viene con los sistemas Windows, trae una función anti ransomware que es muy útil para estar protegido. Siempre debes utilizar una opción de garantías, que funcione correctamente.

Pero si hay algo imprescindible para estar protegidos frente al ransomware es el sentido común. No debes cometer errores que puedan exponer tus equipos. Por ejemplo debes descargar siempre desde fuentes oficiales y seguras, revisar muy bien las redes Wi-Fi a las que te conectas o tener cuidado con los correos electrónicos que recibes y que pueden ser un riesgo. Es importante evitar el ransomware por e-mail.

En definitiva, el ransomware podemos decir que es el peor ataque que podemos sufrir a nivel de usuarios domésticos. Es fundamental estar protegidos y no cometer ningún error que pueda facilitar la tarea a los piratas informáticos para que cifren los archivos y pidan un rescate a cambio.

Tomado de: RedesZone

Califique nuestro contenido
[Total: 1 Promedio: 5]
Compartir en:

Por Ing. Evelio Carmenate Cisneros

Experto en Políticas de Salud en la Dirección de Informática y Comunicaciones del Ministerio de Salud Pública de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido