Sin cloud computing, el trabajo en muchas empresas sería hoy imposible. Además, cada vez más los usuarios privados están contratando servicios en la nube. Las ventajas son claras: no solo se ahorran costes de mantenimiento, espacio de almacenamiento y potencia de computación, sino que también se garantiza que los datos importantes quedan protegidos en caso de emergencia. Para satisfacer los diferentes requisitos de rendimiento y seguridad de los datos de distintos servicios específicos, se pueden combinar diferentes servicios en nube en una infraestructura multicloud.

¿Qué es la multicloud?

La primera pregunta es: ¿a qué se refiere el término multicloud? No existe realmente un servicio llamado multicloud. El término describe más bien la práctica de utilizar simultáneamente varias nubes distintas, a menudo de proveedores diferentes. Por esto, una infraestructura multicloud incluye al menos dos nubes diferentes. Puede consistir, por ejemplo, en una nube privada y una nube pública o varias nubes del mismo tipo.

La figura muestra cómo se pueden combinar diferentes modelos de nube en un entorno de varias nubes.

La base de esta estrategia es que los servicios en la nube de diferentes proveedores cubren diferentes requisitos de uso. Mientras que la solución A puede ofrecer mucho espacio de almacenamiento y rápida potencia de computación, la solución B se destaca por la seguridad de los datos. Con una estrategia multicloud, no es necesario elegir entre las dos opciones, sino que se puede elegir la nube más apropiada para diferentes tareas y, en última instancia, gestionar todos los servicios en una sola estructura organizativa.

Esta versatilidad no solo afecta de forma positiva a la potencia de computación, sino que también puede reducir al mínimo el riesgo de daños (comerciales) debidos a fallos de los servidores o a la pérdida de datos. Sin embargo, los servicios deben coordinarse en una gestión integral multicloud para evitar que las aplicaciones o algunas de sus funciones interfieran entre ellas. Se debe garantizar en todo momento que el intercambio de información y datos entre las diversas plataformas en la nube funcione sin problemas.

Nota:

No se debe confundir la multicloud con una nube híbrida. Mientras que una solución multinube utiliza diferentes modelos de nubes en paralelo, una nube híbrida es una combinación de nube pública y centro de datos interno o nube privada (operada externamente), gestionados en un sistema común. Esta solución se utiliza principalmente en empresas que trabajan con datos sensibles y, por lo tanto, tienen requisitos exigentes en seguridad de datos. Una nube híbrida puede formar parte de una infraestructura multicloud.

¿Cuándo es útil usar un entorno multicloud?

No está fijado hasta qué punto se utilizan distintos servicios en la nube. En su sentido más estricto, cada usuario privado que tiene una cuenta de Google y una cuenta de Microsoft ya está trabajando con la multicloud. Pero, por supuesto, la definición no trata del uso cotidiano del Internet of Things o Internet de las cosas.

El concepto de multicloud está orientado principalmente a los usuarios que operan servidores en la nube internos o externos y desean ampliar la gama de servicios añadiendo ciertos componentes que su proveedor no ofrece o que no se pueden implementar con facilidad en la solución interna. Debido a la relativa complejidad de la configuración y administración de una infraestructura multicloud, es particularmente adecuada para empresas que ya hayan construido una infraestructura de TI interna y la administren con éxito por sí mismas.

Si se cumplen estas condiciones, hay varias razones para cambiar a multicloud:

  • Optimización de la infraestructura de TI: puedes aprovechar las ventajas de una amplia gama de proveedores en la nube para optimizar la potencia de computación, el espacio de almacenamiento y el mantenimiento de tu infraestructura de TI.
  • Asistencia de software óptima: si utilizas varios servicios adaptados a los sistemas de diferentes proveedores (por ejemplo, aplicaciones optimizadas para sistemas de Amazon, Google o Microsoft), multicloud te permite ejecutar todos ellos en condiciones óptimas.
  • Seguridad de datos: si trabajas con datos sensibles, puedes gestionarlos por separado de otros procesos, en servidores que cumplan tus requisitos de seguridad.
  • Prevenir las emergencias: al distribuir los datos y procesos a través de varias nubes, se reduce el riesgo de que tu empresa no pueda funcionar o pierda datos valiosos si falla un servidor.

Resumen de las ventajas y desventajas de una multicloud

En las explicaciones anteriores, ya enumeramos algunas ventajas y desventajas de la multicloud. Para tener una visión general mejor, aquí te resumimos los temas más importantes:

VentajasInconvenientes
Flexibilidad en la gestión de los recursos de la empresaMayor complejidad de la infraestructura de la nube, ya que se deben gestionar más modelos diferentes
La infraestructura existente es fácil de ampliarPosibles problemas con la transferencia de datos y la comunicación entre los diferentes proveedores en la nube
Reducción del riesgo de errores en el servidor y de pérdida de datos
Uso óptimo de los servicios en línea necesarios para la empresa

Tomado de: IONOS

Califique nuestro contenido
[Total: 1 Promedio: 5]
Compartir en:
Ing. Evelio Carmenate Cisneros

Por Ing. Evelio Carmenate Cisneros

Especialista Superior de Salud en la Dirección de Informática y Comunicaciones del Ministerio de Salud Pública de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *