Avanzando en todas las direcciones posibles hacia la mejora de los coches de nueva generación, se ha logrado desarrollar unas nuevas placas solares con las que el coche eléctrico podrá ganar un total de 50 kilómetros de autonomía extra. Se tratan de las denominadas como Solflex, las cuales se pueden hacer ver como la gran atención para el presente y futuro de estos vehículos. Su gran característica es que son flexibles, por lo que pueden adaptarse a cualquier tipo.

Es verdad que gran parte de la tecnología que se ve por mejorar a los coches que funcionan con motores eléctricos y baterías pasa precisamente por un paso más allá de estas unidades que hagan, sobre todo, porque su límite de recorrido no lo sea tanto, que ganen en autonomía y que sus precios no sean tan elevados. Pues bien: una de las soluciones podría estar en las placas solares, como es esta de SolFlex, que permiten al eléctrico ganar enteros.

Una tecnología cada vez más eficiente y universal

Esta continua tecnología, cada vez mejor y más adelantada, ha hecho porque las células fotovoltaicas sean capaces de añadir kilómetros adicionales de autonomía a los coches eléctricos solo con la luz de sol, y cada vez son más eficientes y accesibles. Y si a eso le añadimos la recarga de las baterías a través de paneles domésticos, el escenario mejora.

Actualmente ya existen varias propuestas que apuestan por implementar un sistema de paneles fotovoltaicos sobre la carrocería de estos coches para aprovechar la energía del sol y aumentar su autonomía. Hasta ahora las soluciones más prácticas no permitían muchos alardes en este campo porque la capacidad de absorber energía y la eficiencia de estos sistemas era bastante baja.

Para que sea rentable todo el proceso que supone situarlos sobre un automóvil, deberían reducir de forma significativa los costes que supone el componente más caro de un coche eléctrico: la batería. De todas formas, el primer paso para ello podría estar de la mano de estas placas solares flexibles para el coche eléctrico que se presentan de la mejor manera. Tanto, que se pueden adaptar al techo o carrocería de diferentes vehículos.

De qué trata

El fabricante de estos paneles es la alemana OpesSolutions y el Fraunhofer Center for Silicon Photovoltaics CSP. Ambas han sido las encargadas de desarrollar el que es un módulo solar estándar flexible y liviano para la integración de vehículos que se afirma que es particularmente adecuado para ellos. Pero de la que también es posible que se integren en bicicletas de carga, así como para autobuses, camiones y furgonetas eléctricas.

Como indican, todo sigue siendo una solución medioambiental. De hecho, y si hablamos de los vehículos comerciales ligeros, con la combinación de electricidad actual, los paneles solares integrados pueden hacer porque reduzcan las emisiones anuales de CO2 hasta en 890 kg. Todo al tiempo que se reducen también los costos operativos al proporcionar electricidad para los sistemas de refrigeración.

En este sentido, se trata de SolFlex, unas placas solares para el eléctrico sin marco que se basan en células con un rendimiento del 22% y está diseñado para una carga de calor alta y unilateral. En esta línea, el panel pesa 3,4 kg y tiene una potencia de salida de 170 W. Asimismo, en el caso de uno más personalizado para un automóvil específico, también puede alcanzar una potencia de salida de hasta 600 W. Tienen un tamaño de 3 metros× 1,2 x 2,9. Desde Alemania afirman que es capaz de proporcionar hasta 50 km más de autonomía.

Ofrecen un 30% más de energía

Pero tampoco es un aspecto novedoso, ni mucho menos. Porque la energía fotovoltaica es ahora una tecnología clave para los vehículos más modernos. Tanto, que ya han aparecido otras pequeñas y diferentes soluciones que harían porque el eléctrico puedan incorporar nuevos techos como placas solares con los que obtener no sólo una eficiente recarga sino también ofrecer un menor consumo en los mismos.

Un caso concreto es que tiene que ver con el proyecto del Lightyear One, un vehículo electrificado que, equipado con estos paneles, batió el record de autonomía alcanzando los 710 km. A su vez, lo que vemos con el fabricante de OpesSolution y su SolarFlex es que también son un buen método con el que aumentar la energía: en concreto, hasta un 30% más de potencia que los módulos actuales.

Entre sus puntos más destacados, encontramos que estas tienen diodos de derivación incorporados y tecnología de media celda. Por tanto, serían capaces de garantizar un rendimiento óptimo incluso cuando el cielo está nublado, así como cuando haya poca luz solar. Con una flexibilidad que llega hasta los 15 grados, han sido diseñadas para altas cargas de calor, donde tienen una superficie resistente a los arañazos.

Tomado de: AdslZone

Califique nuestro contenido
[Total: 1 Promedio: 5]
Compartir en:

Por Ing. Evelio Carmenate Cisneros

Especialista Superior de Salud en la Dirección de Informática y Comunicaciones del Ministerio de Salud Pública de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido