Podemos decir que las contraseñas son la principal barrera de seguridad para evitar intrusos en nuestras cuentas. Las usamos cada día para entrar en redes sociales, correo electrónico, acceder a dispositivos… ¿Qué pasa si de repente dejamos de usar las claves de acceso? Lo cierto es que eso cada vez está más presente y muchos creen que es el futuro y no a tan largo plazo. En este artículo vamos a hablar de los beneficios de dejar de usar contraseñas.

Ventajas de no usar claves de acceso

¿Existen alternativas a tener que poner una contraseña para iniciar sesión? Puedes usar la huella dactilar, por ejemplo. También el reconocimiento facial o usar llaves físicas para identificarnos al acceder a ciertos dispositivos. Esto va a permitir que podamos verificar la identidad sin tener que poner una clave.

Ahora bien, ¿qué beneficios aporta no usar una clave de acceso? Hay varios motivos que nos van a hacer tener muy en cuenta la posibilidad de prescindir de las contraseñas. A esto se conoce también como passwordless y es un término que está cada vez más presente y son muchos los servicios online que lo están implementando.

No tener que memorizar nada

El primer beneficio es que no vas a tener que memorizar nada. Si utilizas una contraseña para cada cuenta que tienes en Internet, vas a tener que saber en todo momento cuál es y eso puede ser un lío. Piensa en todas las redes sociales que usas, correo electrónico, foros, páginas para comprar… En cada uno de estos sitios online utilizarás una distinta.

Si prescindes de las contraseñas, si utilizas métodos alternativos, no vas a tener que recordar todas ellas. Simplemente tendrás que poner la huella o usar el reconocimiento facial y entrarás en esas cuentas.

Rapidez

Otro beneficio claro es la rapidez. El hecho de tener que poner una contraseña cada vez que entres en Twitter, Facebook, en Gmail o cualquier otra plataforma online, va a suponer una pérdida de tiempo. Aunque solo sean unos segundos el tiempo que tardes en poner esa clave, hacerlo una y otra vez al final es una suma importante.

En cambio, una vez más entrar sin necesidad de poner una clave de acceso va a hacer que ese tiempo disminuya. Todo es más fluido, más sencillo y rápido. Basta con poner la huella en la pantalla del teléfono, por ejemplo, para poder entrar en una cuenta.

Seguridad

Quizás uno de los debates más importantes sobre si conviene o no utilizar contraseñas tradicionales es la seguridad. ¿Realmente es más seguro o es más peligroso prescindir de las claves de acceso? Tiene sus ventajas y desventajas, pero podemos decir que el hecho de no utilizar contraseñas puede mejorar notablemente la seguridad.

Un ejemplo claro es que no estamos exponiendo constantemente nuestra clave de acceso. Si nos envían un link para iniciar sesión y en realidad es un ataque Phishing, la clave tradicional puede filtrarse y terminar en malas manos. No ocurre eso si usamos la huella dactilar o cualquier otro medio. Eso sí, existen también ciertos métodos de ataque contra los inicios de sesión sin claves.

En definitiva, no utilizar contraseñas tiene ciertas ventajas. Aun así es algo que se está implementando poco a poco, por lo que tienes que comprobar que las claves de acceso son seguras y no tener problemas.

Tomado de: RedesZone

Califique nuestro contenido
[Total: 0 Promedio: 0]
Compartir en:

Por Ing. Evelio Carmenate Cisneros

Experto en Políticas de Salud en la Dirección de Informática y Comunicaciones del Ministerio de Salud Pública de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir al contenido