Investigadores de la Universidad de Missouri han creado un wearable biométrico utilizando simplemente lápiz y papel.

Un tatuaje electrónico que puede ser utilizado para monitorizar condiciones físicas tales como la temperatura del cuerpo, el nivel de glucosa o el pH de la piel.

Para conseguirlo, los investigadores se han basado en las propiedades eléctricas del grafito.

El núcleo de algunos lápices está compuesto por más del 90% de grafito y permite conducir una gran cantidad de energía cuando se utilizan para escribir sobre el papel.

En concreto, los investigadores encontraron que aquellos lápices con un porcentaje del 93% eran ideales para aprovechar el grafito como sensor electrodo.

El lápiz se utiliza para dibujar patrones de grafito que sirven como trazas conductoras y electrodos de detección.

Por otro lado, se utiliza un papel de oficina normal para funcionar como sustrato de soporte flexible.

Según describen los creadores en su artículo ‘Electrónica de papel y lápiz sobre piel‘ publicado en PNAS (‘Proceedings of the National Academy of Sciences’), a partir de esta combinación, el dispositivo biométrico puede realizar una monitorización en tiempo real de toda una serie de señales biofísicas y bioquímicas del cuerpo.

Esto incluye desde frecuencias cardíacas, frecuencias respiratorias y pH del sudor, ácido úrico y glucosa, temperatura de la piel, electrocardiogramas, electromiogramas o ritmos alfa, beta y theta.

Los beneficios de esta investigación son varios.

Por un lado está el costo económico, ya que los materiales son muy baratos y de fácil acceso.

En este tipo de electrónica, todo se basa en el grafito y en el papel, sin necesidad de optar por componentes plásticos para su elaboración.

Por otro lado, este tipo de dispositivos puede descomponerse en una semana al estar basados en papel.

Zheng Yan, Yadong Xu, Ganggang Zhao y el resto de investigadores de la Universidad de Missouri explican algunos de los usos de este dispositivo.

«Por ejemplo, si una persona tiene un problema de sueño, podríamos dibujar un dispositivo biomédico que podría ayudar a controlar los niveles de sueño de esa persona«.

Otro ejemplo: «en el aula, un maestro podría involucrar a los estudiantes incorporando la creación de un dispositivo portátil usando lápices y papel en un plan de lección«.

Por el momento, los investigadores han presentado sus resultados y están explorando otras configuraciones basadas en lápiz y papel.

A la electrónica biodegradable todavía le quedan años para su comercialización, pero presenta múltiples ventajas tal y como han mostrado en este proyecto.

Fuente: Xataca

Tomado de: PDM

Califique nuestro contenido
[Total: 0 Promedio: 0]
Compartir en:
Ing. Evelio Carmenate Cisneros

Por Ing. Evelio Carmenate Cisneros

Especialista Superior de Salud en la Dirección de Informática y Comunicaciones del Ministerio de Salud Pública de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *