Los cables subacuáticos de alta tensión, también conocidos como “interconectores” están desplegados con éxito a lo largo y ancho de todo el planeta. El más largo del mundo actualmente es el que conecta Noruega con el nordeste inglés y que previsiblemente se ponga en marcha el mes que viene. Reino Unido y Singapur planean construir cables transoceánicos de mayor envergadura para surtirse de energía solar.

Ambos proyectos con unos presupuestos estratosféricos que tienen como objetivo surtirse de energía solar o eólica procedente de otros países a través de la construcción de un kilométrico cable eléctrico transoceánico.

Energía solar procedente de Marruecos

La start up Xlinks trabaja en un proyecto que pretende unir Marruecos con Reino Unido a través de un cable eléctrico de 3.800 kilómetros de longitud antes de finales de esta década, convirtiéndose en el cable eléctrico submarino más grande del mundo. Todo esto sin pasar por suelo europeo y con la ambición de surtir de energía solar y eólica a siete millones de hogares del Reino Unido. Exportar energía solar y eólica de Marruecos a través de este cable submarino se estima que suponga un desembolso de 18.500 millones de euros.

La intención de Xlinks es producir energía renovable, solar y eólica, 24 horas al día. Aún está por probar la efectividad real del sistema, pero la compañía asegura que enviará 3,6 GW de esa electricidad directamente a Reino Unido a través de cuatro cables combinados.

Dave Lewis, presidente del consejo de Xlinks, “en esa tierra vamos a poner una central solar, una central eólica y baterías que, combinadas, producirán 10,5 gigavatios de energía”. Xlinks no ha dado explicaciones de lo que harán con los 6,9 GW restantes, pero todo apunta a que sean consumidos por países del entorno.

Energía solar desde Australia

Por otra parte, otro de los grandes proyectos que se están fraguando actualmente en cuanto a la energía solar es el llevado a cabo por la empresa SunCable. Un proyecto colosal de 22.000 millones de dólares que pretende enviar sol australiano hasta Singapur a través de cables submarinos de alto voltaje. SunCable prevé que en 2027 habrá creado la instalación solar más grande de la historia.

Puede tratarse de uno de los proyectos de transmisión de energía renovable más ambicioso jamás probado. El proyecto Australia – Asia Powerlink dirigido por SunCable pretende crear un recinto de 12.000 hectáreas de placas solares a unos 800 kilómetros del sur de Darwin, uno de los lugares más soleados del planeta tierra. Este recinto de placas solares sería capaz de generar 17-20 GW de energía solar y unos 36-42 GWh de almacenamiento de batería.

Ambos proyectos son descomunales, pero demuestran la clara tendencia a que el ser humano tiene que optar por generar energía a través de métodos de energías renovables que disminuyan las toneladas de CO2 que se emiten diariamente. SunCable hace una estimación y pronostica que su proyecto puede reducir alrededor de 11,5 millones de toneladas de emisiones de CO2, lo equivalente a retirar de la circulación 2,5 millones de vehículos.

Fuente: New Atlas

Tomado de: AdslZone

Califique nuestro contenido
[Total: 1 Promedio: 5]
Compartir en:

Por Ing. Evelio Carmenate Cisneros

Especialista Superior de Salud en la Dirección de Informática y Comunicaciones del Ministerio de Salud Pública de Cuba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir al contenido