Diseñar un logotipo para la Web puede resultar una tarea muy difícil. Es difícil saber por dónde comenzar, qué factores tener en cuenta, cómo elegir los colores o –sobre todo– cómo hacer que el resultado final sea una propuesta original. La Web 2.0 ha dado algunos de sus mejores frutos en esta área.

¿Qué es un logotipo? Es el distintivo particular de una empresa conformado por letras o una abreviatura que denota la marca o producto de una empresa. El isotipo, por otro lado, es el signo o dibujo que muchas veces acompaña al logo. La combinación de un logotipo y un isotipo da como resultado un isologotipo; aunque encontrarán que la palabra logotipo suele referirse muchas veces a uno u otro ejemplo.

A continuación, 5 pasos que no podemos obviar a la hora de diseñar un logo original:

1. Entender la empresa

Lo primero es definir a quién le diseñamos el logo y qué intenta inspirar con su nueva imagen. Este es el paso más importante porque, en definitiva, qué podemos hacer si no sabemos qué es lo que desea nuestro cliente. También hay datos que los deduciremos nosotros: por ejemplo, si el sitio de la empresa intenta transmitir seriedad es algo que sabremos al navegarlo. Algunas preguntas útiles: ¿Qué intenta denotar la empresa con su nueva identidad corporativa? ¿A qué público quiere dirigir su atención? ¿Cuál es el producto/servicio principal? ¿Poseen algún slogan o frase distintiva? Cuando completes estas preguntas ya sabrás qué cosas deberás tener en cuenta para la creación del logo.

2. Usos del logo

Las empresas se sirven de la web de diferentes maneras. Aunque el logo aparezca originalmente en el header de un sitio, debes tener en cuenta otros posibles usos al emprender el diseño. Uno muy frecuente es en banners, favicons y todo tipo de publicidades. Flickr (un sitio que permite almacenar y descargar fotografías) es un gran ejemplo a imitar. La particularidad del logo son los colores tan característicos que se utilizaron. El logo en sí mismo es la palabra flickr (tipografía: frutiger black), pero cuando el mismo aparece en tamaño reducido, se emplea un isotipo muy original: dos círculos que representan los colores del sitio. No pierde identidad y puede ser usado en infinidad de casos.

3. Tipografía

Uno de los grandes retos de un logo es que sea pregnante. Lo que en pocas palabras significa que su forma sea simple, de modo que quede “impregnada” en la memoria visual de las personas. Pero a su vez, debe ser original. Es por esto que muchos diseñadores Por esta razón, muchos diseñadores optan por el camino seguro: utilizar una tipografía de fácil lectura: sans serif o palo seco, como en las imágenes que vemos a continuación.

En este caso, la creatividad reside en darle el toque original a la tipografía y crear un isotipo que acompañe. Standpoint, un sitio donde los usuarios comparten opiniones y debaten de diferentes asuntos, es un claro ejemplo: tipografía FF DIN Médium, con un gran isotipo armónico. Xanga.com es otro ejemplo donde la tipografía sencilla logra un gran impacto junto con los colores de la marca. El juego del grosor de borde hace la diferencia y resalta el nombre de la página.

4. Color

El color es un elemento esencial en un logo. Hay que saber cómo utilizarlo, cuándo es mucho, cuándo no es suficiente, si opaca al logo o lo resalta, etc. Por lo general se utilizan dos colores trabajados para resaltar alguna palabra o letra. Dropsend, Tagworld y Eventful son ejemplos válidos.

En los logos de la Web 2.0 hay varios colores que se han impuesto. No es casualidad que la mayoría sean notablemente saturados, brillantes, modernos y originales. Por lo general son tonos que añaden frescura y resultan muy versátiles a la hora de combinarlos en un isologotipo. Algunos ejemplos son los logos de Shozu, Shoutwire, Podzinger y Youtube, entre miles.

En una paleta simplificada de los colores de la Web 2.0 se distinguen tonos neutros, vibrantes y secundarios.

5. Variaciones

Si has escogido la tipografía, el signo y los colores, puedes comenzar a probar con algunas variaciones. Una de las más comunes es la sombra del logo proyectada en una imaginaria superficie de cristal. Hay cientos de estos logos en la Web 2.0 y todos con muy buenos resultados.

Otra herramienta es incorporar color en un gradiente, logrando darle volumen al logo.

i14

Por último hay un concepto para tener siempre presente: además de la pregnancia, un logo debe despegarse de la pantalla, cobrar vida. Por esto es importante saber cómo utilizar los recursos y herramientas que posees para darle volumen y que tu marca sea palpable. Aunque muchos diseñadores prefieren seguir trabajando en 2D, la perspectiva y el volumen hacen magia.

i15Fuente: www.elwebmaster.com

Califique nuestro contenido
[Total: 0 Promedio: 0]
Compartir en:
mandy

Por mandy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *